ADOPCIÓN

ADOPCIÓN

Y así fue como un ser diminuto nos robó el corazón

Podría confesaros ahora mismo que nunca tuve una mascota, es más, las únicas experiencias que tuve con ellas no fueron buenas, por motivos familiares nunca pude experimentar ese amor incondicional. Esto fue lo que me llevó al increíble miedo a los perros, cada vez que veía uno pensaba qué quería atacarme, ni por asomo dejaba que se subieran encima y casi os diría, que se acercaran.

Esto cambió cuando en mi mente se encendió la bombilla, comencé a investigar, mis hábitos fueron cambiando, adopté una dieta vegetariana y la percepción que tenía hacia todos los animales también cambió. Comencé a acercarme a ellos, a sentirlos y a aprender a jugar, al fin y al cabo era lo único que me pedían. Esto fue un proceso paulatino hasta el momento en el que, tras mucho pensar, le dije a mi pareja: «Adoptemos un perro», ya os podéis imaginar su cara, después de diez años conociéndome y sabiendo mi relación con ellos casi le faltó tiempo para decir, no creo que sea buena idea.

Pero si habéis leído las entradas anteriores supongo que ya estaréis al tanto de mi empeño en todo aquello que quiero y así fue. Estudiamos durante muchos meses cuál era la mejor forma de hacerlo, el dinero que esto acarrearía a nuestras vidas, los pros y contras, si podríamos darle una buena vida, cómo haríamos en momentos de viaje… y un laaaaargo etc. Hasta el día en el que, ya como de costumbre, me acerqué a él y de nuevo; «¿adoptamos a un perrito?», mi sorpresa fue que esta vez la respuesta fue un sí.

Desde ese momento, ahora de una manera mucho más exhaustiva comenzamos a estudiarlo y en cuestión de un mes, Tofu llegó a nuestra vida.

Un cachorro de apenas dos meses trajo luz a nuestras vidas. Aún no sabemos explicar lo que sentimos hacia esta pequeña criatura pero solo os diré que ya no hay peli en el sofá sin él entre nosotros. Nuestro aún pequeño, aunque de 2kg que pesaba cuando llegó a casa haya pasado a pesar más de 15kg, nuestra pequeña pantera negra.

Esta entrada la he aprovechado para contaros la historia de Tofu y cómo llegó a nuestra vida esta pequeña pantera. En ls siguiente entrada entraré más en esos consejos que yo quise tener al dar el paso, cuáles han sido los pros y cuáles los contra.

Si eres un amante de los animales mándale esta entrada a aquella persona que aún no crea en ello. Personalmente os digo, os cambia la vida exponencialmente cuando empezáis a amar sin condición.

Nos vemos muy pero que muy pronto.
Y recuerda, no solo lo material es lo que nos alimenta.

FOODFORSOULS



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *