GALLETAS DE PLÁTANO MADURO

GALLETAS DE PLÁTANO MADURO

Para calmar las ganas de picar algo dulce

Rara vez hacemos dulces en casa y si es el caso, aprovechamos la ocasión para hacer algo que nos dure a lo largo de la semana y que nos sirva para una media mañana rápida o una merienda.

También, estas recetas dulces suelen nacer del sentimiento de aprovechar todo aquello que sobre en nuestra cocina por eso, casi siempre incluyo ingredientes como la pulpa de la almendra que queda sobrante al hacer tu propia bebida vegetal, éste ingrediente realmente es totalmente opcional pero si lo tenemos ¿porqué tirarlo?. Esta vez en concreto también usé unos plátanos maduros, esos que están en una cesta en la frutería que nadie quiere y que está el kilo a menos de un euro, esos. Para que luego digan que comer saludable es caro….

Sin más, ¡espero que os guste la receta!

INGREDIENTES

| Pulpa sobrante de hacer tu propia bebida vegetal de almendras. Si aún no haces tu propia bebida vegetal puedes añadir almendra molida o incluso omitir el ingrediente.
| Tres plátanos maduros
| Copos gruesos de avena
| Proteína de guisante sabor chocolate. En este paso podéis añadir también cacao puro desgrasado y un par de dátiles triturados para endulzar.

PROCESO

1. Retiramos la cáscara de los plátanos y añadimos a un bol. Con la ayuda de un tenedor machacamos hasta conseguir una pasta uniforme

2. Añadimos la pulpa de la almendra y un par de cazos de la proteína elegida. Removemos

3. Una vez esté todo uniforme añadimos los copos de avena. La cantidad variará dependiendo del tamaño de los plátano. El resultado debe ser una masa húmeda y uniforme.

4. Con la ayuda de una cuchara colocamos sobre el papel de horno una porción de la masa y damos la forma redonda. Cocinamos en el horno aproximadamente 20 minutos, luego damos la vuelta a cada una de las galletas y repetimos el proceso.

Si te ha gustado no dudes en compartir en tus redes sociales y etiquetarme para que pueda verlo.

Nos vemos muy pero que muy pronto.
Y recuerda, no solo lo material es lo que nos alimenta.

FOODFORSOULS



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *