¿HAS ENCONTRADO TU PROPÓSITO?

¿HAS ENCONTRADO TU PROPÓSITO?

¿Recuerdas cuándo de niño decías; de mayor quiero ser…?

Justo de eso vamos a hablar hoy, de nuestro propósito, a que queremos dedicar nuestra vida, parece fácil ¿verdad?.

Pues os diré que a mis 24 años os diré que aún sigo descubriendo nuevos ámbitos que me apasionan y realmente considero que dentro de lo excepcional, siempre he sentido una conexión con la imagen y la fotografía que no podría describir con palabras, pero eso no quita que pueda extrapolar ese conocimiento a otros campos.

A lo largo de mi vida pasé de ser una niña que odiaba estudiar y quería dedicar su vida de adulta a trabajar de peluquera y esteticista a plantearme entrar en la carrera de nutrición. Campos y polos totalmente opuestos, tan opuestos como mi evolución.


Como cualquier adolescente a la hora de elegir mi modalidad de bachillerato me sentía un poco perdida, aturdida por todas las recomendaciones de mis familiares y os podría decir que hasta me planteé no cursarlos pero esto solo fue una idea. Entré en la Escuela de Artes, yo, sin nunca haber cogido un lápiz para dibujar, sin saber la diferencia entre acuarelas y acrílicos, pero sabiendo que uno de los años tendría una asignatura que se llamaba comunicación audiovisual y eso si que me gustaba, quizás aprendería a utilizar profesionalmente la cámara que llevaba traseando desde los 12 años no?. Pues con todas las dudas del mundo superé mis dos años de bachillerato, con buena nota además, descubrí que la historia del arte me encantaba, que eso de dibujar me relajaba muchísimo y además sentía una satisfacción increíble de ver todo lo que había logrado hacer, me quedaba embobada mirando mis cuadernos impolutos de dibujo técnico, confirmé que eso de la historia de España no me apasionaba demasiado, y como esas miles de experiencias vividas y personas que no olvidaré jamás por haber formado parte de esa etapa.


Ahora viene la etapa profesional, o eso creía yo y si algo no había cambiado es que seguía amando contar cosas con fotografías así que decidí hacer un FP en Imagen. Que maravilla estudiar aquello que te gusta de verdad, realmente no me podía imaginar que el 98% de mis asignaturas me gustaran, aquello debía ser un sueño.

En esta etapa me fui de casa a un piso de estudiantes donde descubrí que era más ordenada de lo que pensaba, que me gustaba comer algo que no era solo comida preconizada pero tampoco penséis que cocinaba yo, cada semana volvía de mi pueblo con neveras repletas de tuppers como buena estudiante «independizada».

Con respecto a los estudios os diré que me enseñaron a utilizar eso que llamaban lenguaje audiovisual, a contar historias sin necesitar palabras, a controlar las luces, a crear mundos imaginarios, aprendí a utilizar programas que como os contaba antes, desde los 12 años había estado trasteando en mi ordenador.

Tras exponer mi proyecto final, Don’t be afraid to grow up que os animo a qué veáis y después de hacer mis practicas de empresa, comienza una nueva aventura.


Me mudo a Madrid, ciudad donde ya llevo casi cinco años que aún ni me creo. Con mi llegada a Madrid y con facturas que pagar decido ponerme en la búsqueda de un trabajo fácil, obviamente ni me planteé trabajar como fotógrafa en la gran ciudad. Pasé mis dos siguientes años trabajando en tiendas, aprendiendo de cómo tratar con la gente, descubriendo una parte de mi que no conocía en absoluto. En estos dos años pasé de vender souvenirs, ropa de niño pequeño, lencería, etc… Siempre buscaba mejoría y así fui cambiando.

Cansada de los horarios rotativos, de turnos interminables, de las horas muertas ante el mostrador y de algún que otro cliente especial y después de descubrir el apasionante mundo del fitness decidí comentar a mi familia la idea de estudiar el Grado en Nutrición, ¿cuál fue mi sorpresa?, todos se quedaron asombrados y la contestación por excelencia fue, eso no es lo tuyo, ¿porqué no estudias Comunicación Audiovisual?, para mi esa opción nunca había pasado por la cabeza ya que dejé completamente aparcada mi vocación, mi cámara solo salía de casa en viajes.

Me puse a investigar asignaturas de uno y otro grado, posibilidades de cursarlos y todo lo que conlleva comenzar a estudiar una carrera después de estar dos años sin coger un libro. Para mi sorpresa caí en la cuenta de que había perdido mi rumbo, todos sabían que era lo que me apasionaba menos yo misma, me había nublado, descarrilado, llámalo como quieras pero después de esos meses barajando la posibilidad de hacerla o no, me volvió a cambiar la vida.


Septiembre de 2017, dejo mi trabajo fijo, me mudo a un pueblo y comienzo mi vida como Universitaria, yo que siempre me había negado a estudiar una carrera.

Ahora, a un año de terminarla miro atrás y me doy cuenta de todo lo que me ha dado esta formación. Muchos dicen que estudiar una carrera no tiene sentido en los tiempos que corren pero para mí sí que lo ha tenido. He aprendido a expresarme con palabras, a comunicar porque sí, hace un par de meses descubrí que estaba estudiando comunicación y que esto era la base de mis estudios. He aprendido a trabajar en equipo, a investigar, a llevar a cabo proyectos y a contactar con las personas, he descubierto que adoro aprender, que me encanta asistir a eventos y charlas relacionadas con el mundo audiovisual, he aprendido que se mucho más de lo que a veces soy capaz de reconocer.

En esta etapa estoy descubriendo partes de mi que ni siquiera sabía que tenía, como por ejemplo este amor por escribir en un blog, he descubierto que mi objetivo o propósito en esta vida es ayudar a las personas, ¿de qué manera? Bueno pues eso es una buena pregunta, aún me queda camino y estoy deseando descubrir la forma pero si algo tengo claro es que nunca voy a volver a dejar mi cámara.

Esta es mi historia, espero que te haya gustado conocerla, si quieres tú también puedes hacerlo, o en comentarios o por email. Te animo a que mires atrás y veas todo el camino que has recorrido, qué has aprendido de cada etapa de tu vida y hacia donde quieres seguir.

Lucha por ser aquello que quieras ser y no te conformes con algo fácil, quizás lo fácil no es lo que te hace feliz ¿no crees?.

Nos vemos muy pero que muy pronto.
Y recuerda, no solo lo material es lo que nos alimenta.

FOODFORSOULS



2 pensamientos sobre “¿HAS ENCONTRADO TU PROPÓSITO?”

  • No imaginas la alegría que me da leerte. Nos conocimos cuando como tú dices, eras una adolescente perdida, recuerdo conversaciones contigo sobre los estudios…que no te gustaba estudiar, que preferias trabajar cuánto antes… Recuerdo que te decía que eras muy joven y que aún te quedaba mucho por estudiar y aprender (aún nos queda). Recuerdo que os animamos mucho a venir a Madrid, a la ciudad de las oportunidades, y no imaginas la satisfacción de haberos visto crecer individualmente y como pareja. Os mando muchos besos a los dos chicos. Haces cosas muy bonitas, con un toque muy personal que las diferencia de las demás. ❤️

    • Cómo me gusta leer tu comentario y recordar esas charlas, gracias por esos consejos y esa perspectiva siempre constructiva. Ahora, después de muchos años, le he cogido amor a eso de estudiar y de sacarle el jugo a la vida, no conformarme con lo superior y qué gran descubrimiento. Gracias por descubrirnos que salir de nuestra zona de confort nos puede hacer mas grandes y aquí estamos, creciendo día a día.

      Un beso para ti también de nuestra parte, nos vemos pronto 💛

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *