LENTEJAS CON JUDÍAS

LENTEJAS CON JUDÍAS

Otra forma de comer lentejas

Y con esta entrada diréis, que pesada con las lentejas… Y no os voy a engañar, éstas están presente al menos dos días en mi dieta semanal. Debido a mis problemas estomacales las lentejas es la única legumbre que de momento he introducido y, crucemos los dedos, todo va genial! Así que por este motivo me temo que seguiré investigando nuevas formas de comerlas y obviamente si están tan ricas como éstas las seguiré compartiendo con vosotras.

En este caso le di un giro al estofado tradicional, añadí ingredientes que tenía por casa y la mezcla fue sorprendente y muy rica, os animo a que las probéis. Si quieres saber de qué se trata, sigue leyendo.

INGREDIENTES

| 70gr de lentejas (sin cocer)
| Judías cocidas y remojadas o enjuagadas
| Tomate seco
| Ajo en polvo, comino y pimentón de la vera

PROCESO

1.  El primer paso es poner a cocer las lentejas, si puedes y tienes tiempo te recomiendo que pongas en remojo tus lentejas, yo las dejo 48h, con un poco de jengibre para eliminar antinutrientes. En casa siempre fue común poner en remojo únicamente los garbanzos pero realmente recomiendo hacerlo con todas las legumbres.

2. En una olla colocamos un poco de aceite de oliva, las judías y dejamos que estas se doren un poco. Cuando estén listas agregamos el resto de ingredientes, lentejas cocidas, tomate seco y especias. Agregamos agua hirviendo hasta no llegar a cubrir. Dejamos cocinar a fuego medio al menos durante 30 minutos.

3. Cuando haya pasado el tiempo revisamos, si aún queda mucho líquido y prefieres reducirlo, destapa la olla y mantenlo durante otros 10 minutos. A mí personalmente me gusta que queden más caldosas.

4. Por último solo queda servir en el plato. Por costumbre y por el contraste que crea me encanta comer este plato acompañado de una ensalada, mi opción favorita es de tomates, zanahoria, queso de búfala y pipas de calabaza.

Si te ha gustado no dudes en compartir en tus redes sociales y etiquetarme para que pueda verlo. Y si por otra parte, tienes una receta de lentejas a la que no me pueda resistir, ¡compártela conmigo!

Nos vemos muy pero que muy pronto.
Y recuerda, no solo lo material es lo que nos alimenta.

FOODFORSOULS



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *