LOW WASTE

LOW WASTE

La clave es reducir y hacer todo lo que esté dentro de tus posibilidades

Hablemos a cerca del famoso «zero waste». Siendo sinceros, no podemos llegar a tener un impacto cero, no podemos llegar al extremo, cada persona tenemos unas necesidades y no, no todas son especialmente «zero waste».

Realmente cuando yo conocí este término me volví literalmente loca, quise de momento deshacerme de todo lo que había en casa que no fuera sostenible, que no fuera acorde con mis principios y que obviamente con el simple hecho de tenerlo y usarlo no paraba de generar más y más residuos pero déjame darte un consejo. RESPIRA y no hagas eso.

Tras leer mucho, ver multitud de vídeos, oír podcast y al final, informarme realmente acerca del tema descubrí que no es mejor aquel que todo lo que tiene en su casa es sostenible si no aquel que a pesar de tener cosas de plástico sabe darle otros usos y sabe alargar la vida de dicho producto. ¿Cuántas veces te has comprado unos zapatos y antes de estrenarlos ya habías tirado la caja? Pues bien, esa caja es tan valida como aquella que puedes comprar en Ikea por 5€, y anda! te la han regalado no?, a mi me encantan para organizar mis armarios.

Y no, no podemos de la noche a la mañana deshacernos de todo, en casa, teníamos y aún tenemos papel albal, film transparente, tuppers de plástico, etc. Pero es que eso son cosas que duran, si no eres un derrochador, muchísimo tiempo por lo que mi consejo es, si lo tienes, úsalo conscientemente y cuando se te acabe, busca esa alternativa sostenible que seguro que ya sabes cual es.

Como decía antes, cada uno tenemos nuestras necesidades, un ejemplo es el que he vivido tan solo hace 6 meses, cuando adoptamos a nuestro cachorro. En mi viaje hacia el residuo cero me encuentro con un animal que gasta una media de dos o tres empapadores al día, que tienes que recoger sus cacas mínimo 2 veces al día, que tienes que limpiar porque en el parque se reboza con la arena y no, tampoco es sostenible ni recomendable bañarle cada día, y así un largo etc. ¿Qué hacer en estos casos? Todo lo que esté de tu mano, un ejemplo, en casa para recoger sus cacas en vez de las cómodas bolsitas de plástico con las que todo el mundo las recoge utilizamos trozos de periódicos, por un lado, mucho más sostenible el papel que el plástico y por otro, le damos una segunda vida a ese trozo de papel que dejan tirado cada mañana en el metro.

Esto es solo un ejemplo de cómo debemos adaptarnos y hacer todo lo que esté de nuestra mano, pero recuerda, reutilizar y alargar la vida de esos productos es muchísimo más sostenible que tirar y volver a comprar.

Ahora te voy a dar unos ejemplos de como en casa intentamos poco a poco reducir nuestro impacto medio ambiental.

COCINA

En la cocina una de las cosas que más hizo que notáramos la bajada de nuestro nivel de residuo sin lugar a duda fue dejar de consumir carnes y pescados, los cuales cada vez que vas al supermercado, vienen en un envase de plástico, con el film que lo envuelve… etc.

Otra de las cosas que intentamos siempre es comprar a granel, las legumbres y cereales los encontramos en la frutería de debajo de casa y en el caso de las especias ya es un poco más complicado, pero no imposible! En el caso de l orégano tenemos la suerte de tener personas cercas que pueden darnos el orégano que recogen de su campo, al igual que el laurel, incomparable al que puedes comprar en el súper.

Otra de las cosas y de la cual me arrepiento muchísimo es de haber comprado multitud de tarritos preciosos para poner las especias. Si bien las especias vienen en un recipiente y todos son igual es porque ya han estudiado su forma y funcionamiento y efectivamente, FUNCIONA. Puede no ser lo más bonito pero para mí, ahora mismo es lo más práctico, al igual que los otros tarros, los relleno con lo que compro a granel.

BAÑO

El baño es otro de los puntos conflictivos donde más residuo generamos en nuestro día a día. Y bueno, alguna de las alternativas que te doy son las siguientes

| Cepillo para el pelo de madera
| Discos desmaquillantes reutilizables
| Bastoncillos biodegradables de bambú
| Cepillo de dientes de bambú
| Bolsa para usar la pastilla de jabón en la ducha
| Salva slips reutilizables
| Copa menstrual
| Champú y jabones sólidos, de momento y de lo que hemos probado en casa nos quedamos con los de Lush, por sus olores, por la sensación de limpieza que nos dejan y por que nos encanta la marca.

PAPELERÍA

El último bloque que quería tratar es la papelería porque, realmente sé sincero contigo mismo, ¿cuántos cuadernos, bolis, estuches y libros tienes en tu estudio? Yo tenía muchísimos y la mitad blancos o sin usar porque nunca me ha gustado tener las cosas por ahí desperdegadas, además que soy más digital para esas cosas del orden.

Ahora mismo tan solo tengo un cuaderno, mi journal, y una pluma que es la que utilizo para todo. Además poco a poco voy gastando todos aquellos rotuladores, subrayados, bolis de colores, etc. que tenía por casa.

Para anotaciones, cuadernos y estudio mi mejor inversión fue el iPad con el Appel Pencil. En él y gracias a la aplicación de Good Notes, tengo todo los que necesito y más en un solo espacio, cuando ya he «acabado» un cuaderno, lo archivo en mi disco duro o en la nube y ya está, nada de cajas repletas de cuadernos que ni sabes que tienen.

Y otro de los avances y del cual estoy completamente enamorada es de mi ebook, no necesito llevar más que eso cuando viajo o cuando me monto en el tren para ir al centro, nunca me gustó cargar con libros, ni sujetarlos, sí nunca he sido una enamorada de la lectura ya te lo conté en esta entrada. Por eso, supongo que adoro esta forma de leer, además de poder llevar más de un libro en el mismo dispositivo, es comodísimo leer mientras como, mientras friego los platos o incluso antes de dormir.


Esto es solo mi experiencia, como te he dicho a lo largo del post, todo el mundo tenemos nuestras necesidades, nuestros tiempos y nuestro periodo de adaptación, no por ello somos menos ni más que el resto. La clave es que seas consciente y que sigas haciendo cosas para que entre todos mejoremos el mundo.


Como siempre digo, si te ha gustado no dudes en decírmelo en los comentarios, no sabéis lo feliz que me hace. Y por supuesto, si crees que este post puede ayudar a otra persona, no dudes en compartirlo.

Nos vemos muy pero que muy pronto.
Y recuerda, no solo lo material es lo que nos alimenta.

FOODFORSOULS



2 pensamientos sobre “LOW WASTE”

  • Me inspiras mucho con el tema del zero waste! 🙂 ¡No sabes lo bonita que está mi despensa en botes de cristal reutilizados! <3

    • ¡Mil gracias! Me encanta saber que te inspiro y sobretodo que me apoyes y me ayudes en la transición. La mitad de mis botes de cristal son tuyos ✨💛

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *