Para acompañar tus platos

PARA ACOMPAÑAR TUS PLATOS

Pon verdura a tu plato y hazlo bonito

Cuántas veces has oido decir eso de; pon verdura en tu plato, tienes que comer verdura todos los días, etc. Si estás leyendo esta entrada supongo que todo eso ya lo cumples, pero como las suposiciones nunca fueron buenas yo te lo vuelvo a decir; llena tu plato de verdura, alégralo, regálate un poco de alimentos naturales y sobretodo, nunca te olvides de disfrutar y ponerlo bonito.

Es por eso que se ocurrió crear esta entrada en la que te traigo, a diferencia de todos los martes, dos recetas. Dos recetas deliciosas que te servirán en esos momentos de preparar tu plato, además y como ya sabes, a mi me gusta cocinar un día para el resto de la semana así que como no podía ser de otra forma, estas recetas aguantan perfectamente en el frigorífico al menos por 4/5 días.

¿Excusas? Denegadas.

JUDÍAS CON TOMATE SECO

Para hacer esta receta tan solo necesitas lo que ves en su título, una lata de judías y un paquete de tomate seco, yo lo compré a granel y venía picado, si no es tu caso te recomiendo que los pases por la picadora.

Y es tan sencillo como, colocar aceite de oliva o coco en tu sartén, poner sobre él las judías previamente enjuagadas, el tomate seco y una pizca de comino. Agregamos un poco de agua caliente para que no se queme y el tomate coja textura.

Y ya está, ya tendrías listo un acompañamiento para tus platos principales. Te aconsejo, como siempre que lo conserves en un tarro de cristal.

BERENJENA ASADA

Si la otra opción era sencilla con esta vas a alucinar.

Cortamos la berenjena por la mitad y ahora, tu eliges; la puedes colocar sobre una bandeja de horno o sobre una plancha o sartén. En ambos casos cortamos el interior como veis en la foto para que todo se haga bien y agregamos especias al gusto; comino, pimentón de la vera, curry, etc. hazlas como te apetezca en ese momento.

En el caso de que hayas elegido el horno para hacerlas no deberás preocuparte de más que estar atentos al reloj. Si por otra parte, elegiste la plancha comenzamos poniendo nuestras berenjenas boca abajo durante unos 5 minutos hasta que se dore, luego damos la vuelta y agregamos un poco de aceite de oliva, y en la base agua caliente, tapamos y dejamos cocina otros 5/10 minutos más dependiendo de la intensidad del fuego.

Al colocar el agua y tapar la sartén lograremos que toda nuestra berenjena coja ese aspecto como de recién asada y quede completamente blandita.

Si te ha gustado y te gustaría ver más acompañamientos como éstos no dudes en decírmelo.

Nos vemos muy pero que muy pronto.
Y recuerda, no solo lo material es lo que nos alimenta.

FOODFORSOULS



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *